Si quieres seguir una receta al pie de la letra, contar con una báscula en tu cocina es imprescindible. Estos dispositivos se utilizan para pesar alimentos con precisión ya que, en ocasiones, la medida exacta de los ingredientes es la clave para obtener el resultado deseado. El auge de la cocina en los últimos tiempos hace que cada vez sean más habituales en nuestros hogares. ¿Quién no tiene un o una chef en casa hoy en día?

Básculas electrónicas
Frente a las tradicionales básculas mecánicas, los actuales modelos electrónicos ofrecen prestaciones avanzadas para el usuario. Desde su fabricación hasta sus utilidades, están preparadas para facilitarte hasta la tarea más sencilla.

Generalmente, estos aparatos tienen un tamaño muy compacto, con un grosor de apenas unos milímetros. Por lo tanto, no suponen un estorbo en la cocina. Al contrario, a menudo cuentan con formas y diseños divertidos que aportan un toque de vida a la encimera.

Olvídate de las tradicionales agujas. Las básculas electrónicas cuentan con un cómodo display LCD, que además de mostrar el peso de los alimentos, sirve como pantalla para navegar entre las diferentes funcionalidades. Para mayor comodidad, esta pantalla es extraíble en ciertos modelos.

Tienen la posibilidad de medir en diferentes unidades: gramos, libras, onzas… en incluso hacer conversiones entre ellas. Aunque funcionan con pilas, no hay que preocuparse. El indicador de batería baja te avisa de que cuándo debes sustituirlas con antelación suficiente.

La función TARA
Esta utilidad es esencial en una báscula de cocina. Permite obtener el peso de los ingredientes descontando el peso del recipiente que los contiene. Supongamos que para tus rosquillas necesitas 250 gramos de harina. No vamos a esparcir la harina sobre la superficie de la báscula, ¿verdad? Lo que haremos es colocar un bol vacío, memorizar su peso y a continuación agregar los ingredientes. La báscula calculará el peso sin tener en cuenta el bol. Muy pero que muy útil.

Y lo mejor de todo es que son accesorios muy económicos. Seguro que te motivan para desempolvar alguno de esos libros de recetas que habías dado por imposibles.

 

* Foto de Valeria Aksakova – freepik.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies