Sorprende a tus invitados con cualquiera de estas ideas para tu fiesta de Halloween. Son muy fáciles, te robarán poco tiempo y si le pones un poco de imaginación ¡incluso puede que se lleven un buen susto!

Escobas de queso para brujas

No pude haber noche de brujas si no les facilitamos un medio de transporte a su medida. Con esta receta seguro que todas llegan a tiempo.

Ingredientes:

  • Queso mozzarella rallado
  • Masa de hojaldre
  • Cebollino (para las tiras)

Modo de preparación:

1. Corta la masa de hojaldre en pequeños rectángulos y enróllalos en forma de bastoncillo. Para darle más consistencia, puedes rellenar los bastoncillos al gusto: verduras, carne picada con salsa de tomate… ¡Lo que se te ocurra!
2. Coloca los bastoncillos sobre un recipiente adecuado para horno. En el extremo de cada bastoncillo, coloca un puñado de queso rallado que simule las cerdas de la escoba.
3. Enlaza el queso y el bastoncillo con una tira de cebollino.
4. Introduce las escobas en el horno durante cinco minutos a una temperatura de 180° y… ¡a volar!

Ojos de monstruo

En apenas unos minutos puedes preparar este apetecible aperitivo con forma de ojos de monstruo. Fíjate qué fácil es.

Ingredientes:

  • Quesitos redondos
  • Aceitunas negras
  • Aceitunas verdes
  • Colorante alimenticio de color rojo

Modo de preparación:

1. Corta cada quesito por la mitad a través del eje transversal. O déjalos enteros si tus invitados han llegado con mucho apetito.
2. Realiza un pequeño corte en la parte central del queso. Coloca aquí media aceituna verde sin hueso.
3. Pon un trozo de aceituna negra dentro del hueco de la aceituna verde, como si fuese la pupila.
3. Con el colorante rojo dibuja finas líneas alrededor de la aceituna, para que parezcan los vasos sanguíneos.
4. Opcional: si los sirves “flotando” en un recipiente hondo con puré de patata, suflé o similar, el resultado será mucho más horripilante.

Dedos-salchicha sangrientos

¿Te queda poco tiempo para dejar listo el último aperitivo? Pues esta receta es increíblemente sencilla, rápida de preparar y al mismo tiempo muy divertida.

Ingredientes:

  • Salchichas
  • Almendras laminadas
  • Ketchup

Modo de preparación:

1. Corta cada salchicha en dos partes por la mitad. Si lo haces con un cuchillo de sierra, el corte quedará más irregular, y por tanto más escalofriante.
2. Realiza dos o tres cortes superficiales sobre la salchicha, imitando los de los dedos.
3. Haz un último corte transversal en el extremo de la salchicha, para introducir una almendra laminada a modo de uña.
4. Decora con kétchup al gusto, tanto las salchichas como parte del recipiente donde vayas a servirlas. ¡Espeluznante!

*Foto de freepik.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies